• Citroën DS9: lujo ascendente

  • Zona de temas generales no catalogables.

Zona de temas generales no catalogables.
 #2036  por vilc4hes
 16 Abr 2012, 18:19

Si alguien pensaba que los Citroën DS iban a ser flor de un día, estaba equivocado. La gama de estos coches, derivados de los convencionales pero con una fuerte presencia de rasgos premium y/o deportivos, cuenta ya con tres integrantes: DS3, DS4 y DS5 este último, además, primer modelo de la marca francesa en llevar un sistema híbrido diésel-eléctrico de 200 caballos.Y entre todos, sin que se hayan cumplido dos años desde el arranque de las ventas, ya se han matriculado 200.000 vehículos en todo el mundo.

La progresión de la familia DS no es nueva, se sabía ya que contaría con más modelos que empezarán a concretarse en el próximo Salón del Automóvil de Pekín, a finales de mes. Allí, casualmente ante un público ávido de coches grandes y lujosos que este año ya podrá disponer, hará su presentación mundial el llamado concept-car Número 9.



Lo interesante de este modelo es que su diseño, que recupera el concepto shooting brake hoy en desuso aunque de mucho prestigio en décadas pasadas, servirá de molde para no uno sino tres nuevos DS que llegarán en el futuro. Se trata de una berlina del segmento C, otra de superior tamaño y un SUV.

Fruto de esa mezcla a mitad de camino entre un coupé y un familiar surge una carrocería muy larga (4,93 metros), con un enorme capó delantero y muy poca altura (1,27 metros). También es ancho (1,94 metros) y la batalla de otros tres garantiza un gran espacio para todos los ocupantes, sobre cuyas cabezas aparece un techo traslúcido en forma de tela de araña.



Las enormes llantas de 21 pulgadas, diseñadas a modo de pequeñas turbinas para mejorar el flujo aerodinámico, hace años se habrían quedado en el coche de exposición, pero no hay que descartar que estén en alguno de los futuros Citroën DS.

Sistema híbrido enchufable

Para mover el coche, se recurre a una evolución del actual sistema Hybrid4, primero del mundo que reúne un motor diésel con otro eléctrico de apoyo. Sólo que ahora, el bloque principal será de gasolina o diésel (según mercados) y el esquema híbrido ‘enchufable’, lo que permite contar con hasta 50 kilómetros de autonomía en modo eléctrico puro. La batería de iones de litio se puede recargar en tres horas y media y alimenta al motor eléctrico que, ubicado junto al eje trasero, entrega 70 caballos con un par motor máximo de 200 Nm y cuando funciona a la vez que el motor térmico delantero, convierte al coche en un 4x4. El modelo expuesto en Pekín emplea un propulsor de gasolina de 1.6 THP, que ofrece 225 caballos y un par motor de 275 Nm.

El agrado al volante no sufre merma alguna. Al contrario, cuando se acelera a fondo y se precisa más potencia, la función «boost» asocia el par del motor térmico con el par del motor eléctrico para que el coche responda con unas prestaciones de alto nivel (295 CV), sin penalizar el consumo (1,7 l/100 km y 39 g/km de CO2). Así, pasa de 0 a 100 km/h en 5,4 segundos y completa los 1.000 metros, desde parado, en solo 25,3 segundos.